miércoles, 16 de mayo de 2018

CHUPETE Y BIBÉRON: ¿Cuándo y porque tenemos que despedirnos de ellos?


Chupete si, chupete no¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué daños puede provocar si se convierte en un hábito? 


¿Para qué sirve el chupete?

No cabe duda de que el chupete tiene grandes beneficios: permite al bebé una succión no nutritiva, un automatismo innato que tiene un efecto consolador, relaja al niño y lo calma en los momentos de malestar y de llanto. 
Además, se ha demostrado que el uso del chupete:
  • reduce el riesgo del síndrome de muerte súbita del lactante;
  • en los niños prematuros les ayuda a desarrollar las habilidades de succión todavía débiles. 

Es aconsejable introducir el chupete solo después de las primeras semanas de vida, cuando la lactancia materna esté bien establecida.  

¿Cómo elegir el chupete adecuado?

Actualmente existen muchos tipos de chupetes diferentes, por lo tanto, recomendamos a los padres que elijan un chupete adecuado.  
Se prefiere, por ejemplo, la tetina anatómica con respecto a la tetina fisiológica, porque se adapta al paladar del bebé de una forma natural y permite una menor obstrucción entre las arcadas dentarias. En cambio, es mejor evitar la tetina redonda ya que conlleva mayormente a desarrollar un paladar alto y estrecho.  
A pesar de eso, si el uso del chupete persiste hasta los 3/4 años, todos los chupetes son dañinos.  

Chupete con tetina redonda: NO adecuado
Chupete con tetina atómica recomendado
Chupete con tetina fisiológica






¿Cuándo hay que dejar de usar el chupete? 

Sobre los 6/7 meses empezamos poco a poco a sustituir la lactancia materna por otros nuevos alimentos, como por ejemplo las papillas, los cereales y las frutas. Es aquí cuando el bebé empieza a desarrollar las habilidades masticatorias. 
Desde este momento el niño ya no necesita succionar; es más, debe empezar a experimentar esquemas motores orales más maduros. Por lo tanto, a partir de esa edad se puede abandonar el chupete. Es importante que su uso no persista más allá de los 2 años. 
Muchas veces se sigue usando el chupete más allá “solo para quedarse dormido” y en muchas ocasiones manteniendo el hábito de tomar leche en biberón “Porque es más rápido”, “porque se lo toma mejor”. Sin embargo, es muy importante retirar el chupete ya que puede conllevar varias consecuencias. 

¿Qué daños puede provocar el uso prolongado del chupete y biberón?

Hablando del chupete, como del biberón, tres son las caracteristicas fundamentales que tenemos que tener en consideración:
  • la frecuencia de su uso (cuanto a menudo lo usa el niño)
  • la duración (durante cuanto tiempo lo usa),
  • la intensidad (como es la succión en término de fuerza). 

Todo lo que se introduce en la boca de nuestro pequeño altera sus estructuras orales; por lo tanto el uso prolongado, intenso y constante de estos auxilios va a alterar la postura lingual. 
Si el niño usa el chupete o biberón, además de desarrollar esquemas motores orales maduros, su lengua sigue siendo estimulada a realizar un movimiento infantil. La lengua adoptará una postura no fisiologica, colocada en el suelo de la boca, con la posibilidad de desarrollar un paladar estrecho o alto y alteraciones en la oclusión dental. Asimismo, como el paladar también es el suelo de la nariz, un paladar estrecho reduce el espacio, perjudicando la respiración nasal y un tono labial adecuado. 
Otra característica que se suele observar es la alteración en el habla (dislalias), ya que cualquier alteración muscular o deformación de estructuras orofaciales contribuirá a una mayor dificultad a la hora de articular de forma precisa los distintos sonidos.
Resumiendo, las características que podéis observar en vuestro niño, si usa o ha usado el chupete o biberón más allá de la edad recomendada son:

Mordida Abierta 



Respiración bucal


Paladar estrecho y/o alto
Deglución atípi


¿Cómo quitar el chupete?

Cuando el niño crece va desarrollando nuevas habilidades comunicativas y socio-emocionales y puede encontrar consuelo a través de maneras más maduras: como darle mimos, leerle un cuento, cantarle una canción u con otras actividades que al niño le gusten. 
Es aconsejable retirar el chupete en períodos de tranquilidad para el niño, de manera gradual, evitando tomar medidas drásticas. Os recomendamos la lectura de algunos cuentos para acompañar al niño a abandonar el uso del chupete.


Queridos padres, si estáis intentando retirar el chupete a vuestro pequeño y teneís algunas dudas o si leyendo las caracteristicas de un uso prolonagado del chupete habéis pensado en vuestro niño y deseáis tener mayor información, no dudéis en consultarnos. 


Marika Cherubin
Logopeda
CIVET



viernes, 27 de abril de 2018

LA IMPORTANCIA DE LA SEDESTACIÓN Y LA BIPEDESTACIÓN EN NIÑOS CON ALTERACIONES MOTORAS


Normalmente, los niños con alteraciones motoras tienen dificultades para sentarse de manera independiente o para estar de pie por sí mismos. Por un lado, puede que adquieran estas habilidades más tarde o, por otro lado, que sus capacidades para conseguirlas se vean mermadas. De un modo u otro, el experimentar la sedestación (estar sentado) y la bipedestación (estar de pie) es fundamental para un buen desarrollo de diversas estructuras musculoesqueléticas, además de para mejorar el funcionamiento de los sistemas corporales.

Uno de los principales motivos por los que una correcta sedestación y bipedestación son importantes en todos los niños, es que van a influir en la correcta formación de las estructuras óseas de las caderas. En los primeros meses de vida, las estructuras óseas del ser humano tienen unas determinadas características: los huesos son más deformables, las estructuras no están completamente formadas, son huesos con un alto contenido cartilaginoso,…, y por ello, un correcto posicionamiento en edades tempranas es fundamental para evitar o retrasar complicaciones musculoesqueléticas futuras, como la luxación de cadera.

Hay varios factores que influyen en la correcta formación de la articulación de la cadera, la cual está compuesta por la cabeza del fémur y el acetábulo del hueso coxal. Principalmente, si realizamos una correcta sedestación y bipedestación se consigue un centrado de la cabeza femoral dentro del acetábulo. Gracias a esta correcta congruencia articular y a la carga de peso que la cadera recibe cuando los niños están sentados o de pie, es posible que las dos superficies articulares choquen entre sí de manera correcta. Esto permitirá que el calcio se deposite en los huesos para formar el techo acetabular y, de esta manera, prevenir futuras luxaciones de cadera. Además, se produce un equilibrio muscular de las estructuras que influyen en la cadera. Este hecho, junto al citado anteriormente, permitirá una remodelación ósea del fémur, reduciendo el valgo y la antetorsión femoral.



¿Por qué es importante que el niño esté sentado correctamente?
La sedestación es una posición que adoptamos en lucha contra la gravedad, y que mantenemos gracias a determinadas respuestas automáticas de nuestro cerebro. Tiene efectos positivos en determinadas funciones fisiológicas, como la alimentación y el tránsito intestinal. Además, propicia un correcto desarrollo de las estructuras musculoesqueléticas. Además, una correcta sedestación mejora y/o facilita el uso de los miembros superiores para manipular objetos. Finalmente, a nivel social y cognitivo proporciona más oportunidades para interactuar con el entorno.

Además de los beneficios citados anteriormente, en los niños con alteraciones motrices, la correcta sedestación es necesaria, puesto que influye en la mejora de los siguientes objetivos:



Para conseguir una sedestación estable para cada niño de manera individualizada, existen los asientos moldeados pélvicos. Estos asientos se realizan con escayola, utilizando como modelo el propio niño, por lo que se adaptan a las características particulares de cada uno. Existen diferentes tipos de asientos: 
  • Asiento activo: se utiliza en los niños que presentan respuestas automáticas de mantenimiento del eje del cuerpo, pero no las tienen suficientemente desarrolladas como para realizar una correcta sedestación. Busca reforzar las respuestas antigravitatorias del eje y en particular refuerzan las respuestas automáticas.
  • Asiento pasivo: indicados en aquellos niños que presentan un déficit en las respuestas antigravitatorias para mantener la sedestación. Permite además una reducción de las contracciones antigravitatorias, disminuyendo la necesidad de realizar esfuerzos voluntarios para mantener la sedestación. 
  • Asiento activo-pasivo: se utilizan en los niños que se encuentran a caballo entre el asiento activo y el pasivo. Es decir, en los casos que tienen capacidad para sostener su postura activamente, pero durante periodos breves de tiempo.
Y el ponerse de pie, ¿por qué es importante?
Al igual que la sedestación, la correcta bipedestación es fundamental para el desarrollo del sistema musculoesquelético y para prevenir complicaciones futuras. Además de influir sobre este sistema, la bipedestación mejora el tránsito intestinal, influye en el sistema circulatorio y respiratorio de manera positiva, mejoran el control muscular del tronco, estimulan sensaciones propioceptivas y mejoran las capacidades sociales y el sueño.

Por todo ello, los niños con dificultades motoras también deben ponerse de pie. Además, es recomendable realizarlo con una abducción de caderas, es decir, con las piernas separadas para favorecer el centrado de la articulación. El dispositivo con el que conseguimos este efecto es llamado férula pelvipédica. Los beneficios de la utilización de esta adaptación en los niños con dificultades motoras son los siguientes:


Que un niño no tenga la capacidad para ponerse de pie o sentarse no es un impedimento para que lo haga. Es importante consultar con fisioterapeutas especializados y formados en la confección de estos dispositivos para tener la seguridad de que se elige el más adecuado tras una evaluación exhaustiva de las características de cada caso en concreto. Si la sedestación y la bipedestación realizadas de manera correcta son tan favorables para el organismo, ¿por qué no le damos la oportunidad a los niños con alteraciones motoras de disfrutar de todos estos beneficios?


Marta Domínguez Leandro
Fisioterapeuta
CIVET 



miércoles, 14 de marzo de 2018

¿EN QUÉ NOS PUEDE AYUDAR LA NEUROPSICOLOGÍA?

En la mayoría de los casos en los que nos encontramos ante un daño cerebral de cualquier naturaleza, la persona que lo sufre suele tener secuelas que afectan a  su estado cognitivo. Ya sea en edad pediátrica o adulta se requiere el abordaje del neuropsicólogo clínico. Pero ¿en qué condiciones es necesario? ¿De qué se encarga exactamente?¿Cómo sé si yo o mi familiar necesitamos la ayuda de un neuropsicólogo?. Vamos a intentar responderos a estas preguntas.





El neuropsicólogo clínico es el profesional especializado en valorar y trabajar el alcance que tiene a nivel cognitivo un daño cerebral para reducir el impacto negativo que este puede tener en el día a día de la persona y de su entorno familiar. Para ello, cuenta con las herramientas necesarias para realizar una valoración neuropsicológica de las posibles funciones y procesos que pueden verse afectados y discriminar si estos se encuentran en correcto estado. 


¿Qué valora el neuropsicólogo?

Entre estas funciones podemos señalar las siguientes:

-Atención: el neuropsicólogo valora si la capacidad para focalizar  y sostener la atención en nuestras actividades es la adecuada, así como si tenemos un correcto control de la misma. Los problemas atencionales suelen ser unos de los más habituales tras un daño cerebral, en especial tras un traumatismo craneoencefálico

-Memoria: la capacidad para recordar aquello que nos ha ocurrido o para incorporar nuevos recuerdos resulta fundamental para nuestro vida, y en muchos casos se puede ver afectada. Su alteración se relaciona mucho con las enfermedades neurodegenerativas, siendo importante la valoración de un neuropsicólogo para diferenciar entre lo que es normal para la edad o se muestra como indicio de patología.

-Lenguaje: también el neuropsicólogo juega un importante papel en la valoración del lenguaje. Por ejemplo, en la mayoría de los ictus que afectan a nuestro hemisferio izquierdo del cerebro suelen darse secuelas relacionadas con una reducción del lenguaje cuya valoración es importante para estructurar el tratamiento posterior.

-Percepción: la percepción muchas veces puede verse alterada, tanto a nivel visual como auditivo y demás sentidos tras una lesión cerebral, provocando cambios que resultan complicados de captar salvo que se cuente con las herramientas necesarias.

-Movimiento: en ciertas situaciones, también puede haber una afectación cognitiva del movimiento, de manera que el control voluntario del mismo pueda no ser el correcto y por tanto necesitar algún tipo de tratamiento.

-Funciones ejecutivas: de igual manera, la capacidad para organizar nuestra conducta y llevar a cabo planes puede verse afectada, ya sea por dificultades para controlar el impulso, inhibir respuestas, ser incapaz de generar alternativas o llevar a cabo planes con diferentes pasos para alcanzar una meta. Su alteración complica mucho el adecuado desempeño de una vida autónoma si no se plantea una intervención.




Por todo esto, ante situaciones ya descritas (traumatismos, ictus, enfermedades degenerativas o cambios asociados al envejecimiento) y otras como tumores, epilepsias o infecciones del sistema nervioso es conveniente pasar una revisión neuropsicológica para asegurarnos de que todo está bien a nivel cognitivo.





¿Y cómo nos ayuda si algo no está bien?

En caso de detectar algún tipo de problema, el neuropsicólogo cuenta con herramientas y técnicas para ayudar a que la persona pueda hacer frente a los mismos. En general, se suelen dividir en tres tipos de abordajes.

Estimulación cognitiva: técnicas y ejercicios para estimular diferentes funciones cognitivas y que estas puedan mantener un adecuado nivel, algo que se suele requerir en el envejecimiento cognitivo o en las enfermedades neurodegenerativas.

Rehabilitación neuropsicológica: técnicas y ejercicios orientados a la restitución de una función que ha sido afectada por un daño cerebral, intentando llegar al máximo nivel posible desempeño de esa función.

Compensación: formas de compensar los problemas encontrados, muchas veces centrados en intentar definir apoyos para sostener un funcionamiento adecuado para desempeñar nuestras actividades del día a día.


El neuropsicólogo, con estas herramientas y técnicas, se convierte en una figura importante para formar parte del equipo de profesionales que trabajen situaciones derivadas de un daño cerebral. Todo ello dirigido a que la persona que se ve afectada pueda recuperar el máximo de autonomía y tener una mejor calidad de vida.



Aarón Fernández del Olmo
Neuropsicólogo clínico
CIVET

miércoles, 28 de febrero de 2018

CON FEDER Y LAS ENFERMEDADES RARAS EN SU DIA MUNDIAL


“Nacimos en 1999 con el objetivo de ser el altavoz de las más de tres millones de personas que conviven con alguna de estas patologías en nuestro país.
Así nos responden desde el departamento de comunicación de FEDER (Federación Española De Enfermedades Raras), que en una entrevista nos acerca un poco más al desconocido mundo de las enfermedades denominadas raras y a la labor que realiza la propia federación (si quieres leer la entrevista completa pincha aquí).
Son casi veinte años por tanto en los que “hemos pasado de ser 7 a más de 320 las asociaciones que hemos aunado esfuerzos para trabajar en más de una veintena de proyectos enfocados a las personas, el movimiento asociativo y la sociedad en general.
(imagen promocional de las Enfermedades Raras. Fuente: Google)

En Europa, una enfermedad se considera rara cuando afecta a menos de 1 de cada 2.000 habitantes. Sin embargo, en su conjunto, estas enfermedades afectan a entre un 6% y un 8% de la población mundial aproximadamente, lo que en nuestro país, como apuntan desde FEDER, se traduce en nada menos que 3 millones de personas. 
Juntos, representamos más de 1.000 patologías y a cerca de 95.000 socios individuales. Con todo, y a pesar de la descentralización de las ER, hemos conseguido tener presencia en toda la geografía española, adquiriendo representación en las 17 Comunidades Autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla.
En el contexto de las ER, la palabra JUNTOS alcanza su máxima expresión, ya que de manera aislada las personas afectadas por cualquiera de las aproximadamente 7000 patologías diferentes que engloban las ER apenas tendrían posibilidad de influenciar en el conjunto de la sociedad.

En su mayoría, las enfermedades raras son enfermedades crónicas que producen una gran morbilidad y mortalidad prematura, además de un alto grado de discapacidad y dependencia. Y es que el 85 por ciento de las enfermedades raras son crónicas, el 65 por ciento graves e invalidantes y en casi un 50 por ciento de los casos afectan el pronóstico vital del paciente. Además, al ser menos conocidas la prevención y la curación se complican y el enfermo puede sentirse excluido y diferente, ya que las posibilidades de convivir con una persona en su misma situación son muy escasas.

El Día Mundial de las Enfermedades Raras se celebra desde hace más de diez años. Para FEDER, esta cita anual ha conseguido dar lugar a una “creciente concienciación y adquirir una cada vez mayor visibilidad en los medios. La situación de las personas con enfermedades raras está posicionándose de forma significativa en la agenda pública, no sólo en lo relativo a la sanidad, sino también en su vertiente social. Como ejemplo, “en el marco de nuestra última campaña por el Día Mundial de las Enfermedades Raras, la de 2017, recogimos más de 2.541 impactos en medios nacionales y autonómicos, audiovisuales y prensa escrita.

Al afectar a un menor número de personas los medios destinados a la investigación son menores que los dedicados a otro tipo de enfermedades, también graves por supuesto, pero sobre todo más extendidas. 

"La investigación es nuestra esperanza fue nuestro lema en la campaña de 2017. En la actualidad, el Consorcio Internacional de Investigación en Enfermedades Raras (IRDiRC) anunciaba la puesta en marcha de nuevos objetivos que incluyen retos orientados a conseguir diagnósticos más rápidos, tratamientos accesibles y herramientas de valoración más avanzadas."

"El diagnóstico es precisamente uno de los problemas más urgentes de nuestro colectivo. Casi el 50% de las personas con ER en nuestro país ha sufrido un retraso en el diagnóstico, siendo este retraso superior a 10 años para un 20%. Para un porcentaje similar, el diagnóstico se ha demorado entre 4 y 9 años. El retraso diagnóstico o la identificación errónea de una enfermedad conlleva, en el 30% de los casos, un agravamiento de la patología que podría haberse evitado y priva a las familias del acceso a ayudas que complementen el abordaje de la enfermedad."


"Desde el Consorcio Internacional se comenzó en 2011 con el objetivo de contribuir al desarrollo antes del año 2020 de 200 nuevas terapias y métodos para diagnosticar gran parte de las enfermedades raras, objetivos que prácticamente ya se han alcanzado en la actualidad. Para el período 2017-2027, con la finalidad última de que todos los pacientes de enfermedades raras reciban un diagnóstico preciso, atención y terapia en el plazo de un año desde que acuden a consulta médica. Desde FEDER también estamos impulsando la investigación en enfermedades raras a través de nuestra Fundación, apoyando proyectos de investigación presentados por nuestras asociaciones.

Por otra parte, "más del 30% de los medicamentos destinados a enfermedades raras que han solicitado comercialización en nuestro país aún continúan sin precio". Pertenecen a los denominados Medicamentos Huérfanos. Medicamentos que por su alto costo en investigación y desarrollo no resultan rentables para la industria farmacéutica o tienen precios desorbitados  inasumibles para una familia media. Otro motivo más que retrasa el acceso a los posibles tratamientos que existen, es el hecho de que "en el caso de los medicamentos que sí llegan a comercializarse se alcanza una media de 19,2 meses desde la autorización europea hasta el acceso por parte de los pacientes españoles.Casi nada.
 

En el 50 por ciento de los casos, las enfermedades raras aparecen en la edad pediátrica por la alta frecuencia de enfermedades de origen genético y de anomalías congénitas. "El comienzo precoz de las mismas hace que la mayor parte de ellas se vinculen a la infancia y la juventud de los pacientes. Menores que desde las etapas más tempranas de su vida, tienen que enfrentarse al gran número y amplia diversidad de síntomas que varían no sólo de enfermedad a enfermedad, sino dentro de una misma patología. Si bien es cierto que la complejidad clínica de estas patologías es muy característica, hay que tener en cuenta que, en ocasiones, las dificultes que los niños y niñas encuentran en su desarrollo no responden sólo a las consecuencias médicas de la enfermedad, sino a las repercusiones sociales que las mismas conllevan."

Para las familias a las que ahora les toca afrontar esta situación es toda una ayuda y soporte poder contar con asociaciones y federaciones, iniciadas años atrás y mantenidas por otros familiares, madres y padres que en su momento decidieron dar un paso adelante. "Cree-mos que es fundamental compartir estos sentimientos a través de la creación de redes de pacientes; por eso es fundamental contar con una asociación de referencia, que nos brinde apoyo, pero también información básica en muchos casos frente al desconocimiento que rodea a las enfermedades raras." 

En FEDER disponemos de un Servicio de Información y Orientación (SIO) para todas aquellas personas que conviven con una enfermedad rara o que, con sospecha de ella, aún continúan sin diagnóstico. Para todas ellas, abrimos este recurso gratuito al que se puede acceder a través del 918 221 725.

Hace muy pocos años que la sociedad en su conjunto va siendo consciente de esta situación que sin embargo afecta a tantos y tantos miembros de la misma. Y sin embargo, "la ciudadanía, en general, juega un papel crucial ya que un pequeño gesto puede cambiar la vida de una familia que se enfrenta día a día a una ER."

Todos podemos colaborar y en la medida de lo posible todos deberíamos hacerlo, ya que a fin de cuentas todos formamos parte de lo mismo. Por otro lado es muy probable que todos conozcamos alguna persona afectada, y aunque no fuera así, mirándolo desde un punto de vista más egoísta, ninguno estamos libres de poder vernos afectados en mayor o menor medida por alguna de las innumerables ER que existen. "Adherirse a nuestra campaña de redes sociales, descargarse y compartir el material, conocer y divulgar las actividades que se desarrollan por toda España y participar en ellas, compartir experiencias, testimonios, impulsar actividades propias, apoyar económicamente la causa como donante o como socio colaborador...". 

Modalidades de colaboración no faltan. El resto ya queda en nuestras manos. Y solo nos queda dar las gracias al Departamento de Comunicación de FEDER por su tiempo y su colaboración y la enhorabuena a todos los que hacen posible que cada día el presente abra paso a un mejor futuro para todos.